WLTP entra en vigor para los modelos de vehículos nuevos en Europa

Las pruebas de emisiones más estrictas han entrado en vigor en Europa, estableciendo un nuevo procedimiento de pruebas, que combina tanto el laboratorio, los procedimientos de ensayo de vehículos ligeros armonizados a nivel mundial (WLTP) y las emisiones reales de conducción (RDE).

La nueva prueba de laboratorio reemplaza al NEDC, que fue criticado por “anticuado” tras el escándalo dieselgate. El nuevo sistema propone unas condiciones de prueba más reales para medir las emisiones de CO2, y por tanto, ofrecerá una base más precisa para medir el consumo de combustible de un vehículo y sus niveles de contaminación.

Además, también se aplicará un nuevo test para medir las emisiones de contaminantes en carretera, conocido como test RDE, que hará de Europa la única región del mundo que implementará dichas pruebas.

En el test RDE, el coche será conducido en vías públicas en una gama amplia de condiciones usando un equipo de medición portátil. RDE complementará a WLTP para asegurar que los niveles de emisión de contaminantes medidos durante la prueba de laboratorio, se confirmen en carretera.

El test RDE utilizará equipos especiales de medición de emisiones portátiles (PEMS) de última generación. Este equipo altamente sensible, analiza las emisiones de gases contaminantes, incluyendo NOX y partículas, mientras que el coche se conduce en una amplia gama de condiciones habituales y extremas. Esto asegurará que los vehículos cumplan con las estrictas normas de emisiones Euro 6.

“La industria del automóvil ha invertido mucho para lograr mejoras significativas en las emisiones de los vehículos Euro 6 conformes con la RDE”, dijo el Secretario General de ACEA, Erik Jonnaert.

“De hecho, estos vehículos diésel producirán muy bajas emisiones contaminantes, no sólo en el laboratorio, sino también en la carretera. Creemos que la introducción de esta última generación de vehículos diésel, respaldada por planes de renovación de la flota, jugará un papel importante para ayudar a las ciudades a cumplir con los objetivos de calidad del aire de la UE “.

La ACEA también valora muy positivamente que, con el test RDE, exista ahora una prueba común a nivel de la UE para medir las emisiones de vehículos en carretera. Esto debería ayudar a prevenir la confusión causada por el uso de una multitud de pruebas diferentes, cada una con diferentes métodos y resultados, que impiden su comparación.

Sin embargo, la introducción de los nuevos procedimientos de test será escalonada, lo que significa que sólo los nuevos modelos serán testeados hasta septiembre de 2018, fecha a partir de la cual todos los modelos existentes tendrán que mostrar las cifras WLTP. Esto significa que las marcas y concesionarios necesitarán publicar los resultados WLTP y NEDC, y asegurar que los clientes puedan diferenciar y entender por qué los resultados entre varios vehículos pueden ser diferentes.

El nuevo procedimiento de test también verá múltiples acabados, que serán probados con accesorios opcionales incluidos, para ver cuál será su efecto sobre las emisiones. Estos datos también se incluirán en la información del vehículo, y dependiendo del equipo, podrían empujar a los modelos a diferentes barreras impositivas. Los países también tienen que asegurarse de que las nuevas cifras no afectan a la fiscalidad, ya que la introducción de los nuevos procedimientos de prueba incluye un mandato: los consumidores no deben verse afectados financieramente.

La industria espera que la introducción de las nuevas pruebas restablezca la confianza política y pública en las pruebas de emisiones de la UE tras el escándalo dieselgate.

Artículo publicado originariamente en la Newsletter del grupo, el pasado 4 de Septiembre.

Eurotax

Eurotax

Proveedor líder de datos, soluciones y servicios de inteligencia de negocio para la industria del automóvil europea.